Retablos

Como explica Octavio Solís, un distinguido autor latino que ha escrito más de 20 obras de teatro, un retablo es una pequeña pintura votiva comúnmente asociada con las culturas latinoamericanas. Por lo general, está pintado sobre metal barato y reutilizado, y cuenta la historia de un casi desastre al que solo sobrevivió la gracia de Dios. Al conmemorar el evento, el retablo puede transformar esa historia de salvación en un mito. Pero la memoria es resbaladiza y volver a contar una historia, incluso en una hoja de metal doblada, resulta en adornos y refinamientos. Los hechos se vuelven turbios a medida que se olvidan los nombres y se recuerdan mal los eventos. Sin embargo, a pesar de su imprecisión, el retablo expresa una verdad profunda no solo sobre su creador, sino también sobre el mundo en el que vive. Como resultado, el retablo en sí mismo se convierte también en parte del mito.

Aquí hay lucha, pero también redención.

Los 50 episodios de las memorias de Solís son como retablos porque son los mitos verdaderos, aunque imprecisos, que explican su vida y su mundo. Ambientada en la ciudad fronteriza de El Paso, donde Solís pasó su juventud durante las décadas de 1960 y 1970, las historias de Retablos son tan duras y secas como la tierra bañada por el sol a lo largo del Río Grande que él evoca tan vívidamente. A diferencia de las figuras de los retablos tradicionales , los personajes que pueblan las memorias de Solís están lejos de ser santos. En cambio, puebla sus retabloscon los matones, policías de inmigración, drogadictos y prostitutas de su ciudad natal, así como con la familia que era a la vez un consuelo y una frustración. Solís está acosado por la violencia y la pobreza, y su familia sufre mucho por la tensión de vivir una vida en la que puede ocurrir un desastre sin previo aviso o sin piedad. Aquí hay lucha, pero también hay redención y reconciliación, alegría y amor.

Estos retablos escritos reconstruyen la juventud de Solís, con sus peligros, yuxtaposiciones y muy pocas victorias. Es una experiencia claramente latina en un mundo claramente latino. Pero esta historia es universal: todos crecemos y todos necesitamos reconciliar quiénes somos con quiénes éramos. Como las imágenes que emula, las historias de Solís trascienden los límites de las fronteras y el tiempo.

 

Este artículo se publicó originalmente en la  edición de de BookPage. Descargue el número completo para   o  .

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies