El caso de los libros

Autor: Robert Darnton

A lo largo de los siglos, las tecnologías han afectado profundamente la forma en que la gente lee. Cuando el códice, es decir, un libro con páginas para pasar, reemplazó al pergamino, los lectores se acercaron al texto de manera diferente. Ahora podían concentrarse fácilmente en una sola página y en párrafos y capítulos individuales. La impresión con tipos móviles puso los libros a disposición de miles de personas a las que anteriormente se les negaba la experiencia de lectura. Y la tecnología electrónica en nuestros días ha vuelto a cambiar el panorama de las comunicaciones.

Robert Darnton conoce este territorio tan bien como cualquiera y ve el tema desde una perspectiva única. Como académico, ayudó a inventar la disciplina moderna de la Historia del Libro y es el Director de la Biblioteca de la Universidad de Harvard. Le encantan las salas de libros raros, pero también le entusiasma la creación de una República de las Letras digital. Los ensayos estimulantes y que invitan a la reflexión de El caso de los libros: pasado, presente y futuro nos brindan una excelente visión general de dónde hemos estado y hacia dónde es probable que nos dirijamos.

Darnton señala que en cada época la tecnología de la información ha sido inestable. Incluso en nuestros días, no hay garantía de que las copias realizadas por la Búsqueda de libros de Google, o cualquier otra persona, duren. Señala que las copias digitales son incluso más vulnerables que el microfilm, la tecnología avanzada de hace varios años, al deterioro y la obsolescencia. «El papel», escribe, «sigue siendo el mejor medio de conservación, y las bibliotecas todavía necesitan llenar sus estantes con palabras impresas en papel». Él cree que el argumento más fuerte para el libro es cuán efectivo es para los lectores comunes. Cada uno de nosotros puede tomar un libro y leerlo; una pantalla de computadora no nos da la misma satisfacción a la mayoría de nosotros. Darnton cita a Bill Gates, presidente de Microsoft, quien admite que para algo más de cuatro o cinco páginas prefiere el papel impreso a las pantallas de computadora.

Los ensayos reflexivos e incisivos de Darnton sobre este importante tema deberían ser de interés para una amplia gama de amantes de los libros.

Roger Bishop es un librero jubilado de Nashville. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies