El año en que navegamos el sol

El hecho de que el mundo no es justo es un concepto difícil de aprender para los niños, pero Julia Delaney, de 11 años (basada en la suegra del autor, también llamada Julia) conoce muy bien esta lección. Ella está creciendo en el duro vecindario irlandés de Kerry Patch en St. Louis en el invierno de 1911, uno de los inviernos más fríos en la historia de Missouri. Cuando su abuela, y último pariente consanguíneo, muere, la envían a vivir a la Casa de la Misericordia, una «Escuela Industrial y Hogar de Niñas» dirigida por monjas estrictas, y finalmente es separada de su hermano y hermana mayores.

Julia pronto se encuentra planeando formas de huir del orfanato, pero huir no es fácil. Hay guerras de pandillas justo afuera de las puertas del orfanato, y ella necesita proteger a su hermano herido de las infames ratas de Egan e incluso de su jefe del crimen organizado, Thomas Egan (quien también puede haber sido responsable del asesinato de su padre). Egan y sus ratas son solo algunos de los detalles históricos que animan la historia a veces desgarradora de Julia.

Acostumbrada a depender de sí misma para sobrevivir, Julia aprende a apoyarse en los demás, gracias a su muda compañera de dormitorio, que claramente sabe más de lo que puede decir; a la profesora de piano soltera a quien le gusta el espíritu desafiante de la niña; a las monjas cuya severidad enmascara su feroz protección. Los lectores animarán a Julia hasta su final esperanzador.

Publicaciones Similares